martes, 14 de diciembre de 2010

Quién mató a María Marta?

"Apaguen las cámaras de seguridad perimetrales, puede ser que venga tormenta". Alrededor de las 17:00 horas del 27 de octubre de 2002, el Jefe de Seguridad de Carmel Country Club impartía esa inusual orden.

Esa misma tarde, insólitamente, el vigilador que estaba a cargo del control permanente de un vecino acusado de varios robos fue enviado a hacer guardia en otro Country.
.
En ese extraño contexto, que recuerda a las famosas zonas liberadas, María Marta García Belsunce se subía a su bicicleta para recorrer los 300 metros que separaban la casa de su hermana y la suya.

En su andar fue saludada por tres adolescentes que iban caminando y que apenas un minuto antes habían visto corriendo al sospechado vecino por la misma calle y en la misma dirección que María Marta.

A las 18:22 horas, media hora antes de lo previsto, pues se suponía que todavía estaba jugando al tenis, María Marta llegó a su casa, sin saber que pocos minutos después sería asesinada de cinco balazos en su cabeza.

Han transcurrido ya ocho años y no se sabe quién la asesinó.

.La investigación
.
Muchos piensan que el fiscal Molina Pico es una especie de paladín de la justicia. Pero si tomamos en cuenta los resultados, su investigación ha sido un fracaso total.

Ha estado a cargo de la misma por más de cuatro años, con todos los recursos del Estado a su disposición, y no ha obtenido ningún resultado concreto del asesinato.
.
Lo más increible es que ni siquiera ha podido descubrir a quién corresponden las manchas de sangre encontradas en la escena del crimen que pertenecen a una mujer y un hombre, y que no corresponden a la víctima ni a ninguno de sus parientes y amigos.

Adicionalmente, ha realizado acusaciones que resultaron totalmente falsas, como ser:

a) Que las heridas fueron cerradas usando La Gotita.
b) Que el crimen había sido un ajuste de cuentas por lavado de dinero.
c) Que Laura Burgués era la “testaferro” del Cartel de Juárez.
.
La Gotita
.
La más resonantes acusación hecha por el fiscal resultó ser una mentira, un invento de la fiscalía. Que puede encuadrarse en un delito.
.
El día 2 de diciembre de 2002 se realizó la autopsia del cuerpo (1) y los dos forenses que la realizaron, Dres. Carlos Flores y Héctor Moreira, ambos de la Policía Científica de la Departamental San Isidro, aseveraron no haber detectado la presencia de pegamentos para cerrar las heridas. Ante el Juez de Instrucción Marcelo Lucini dijeron que si eso hubiera ocurrido lo hubieran dejado asentado y enviado las muestras al laboratorio para su examen.
.
Sin embargo, a fines de febrero de 2003 allegados a la fiscalía hicieron correr los primeros rumores acerca de la existencia de la gotita en dos de las heridas (2)..
Casi dos meses después, el 6 de abril, el Procurador de la Corte bonaerense, tal vez mal informado por el fiscal, en una entrevista concedida al diario La Nación dijo textualmente: "A tres heridas de bala las cerraron con la gotita". (3)
 
Finalmente el fiscal Molina Pico en su acusación escribió textualmente: "La lesión del cadáver de María Marta fue ´arreglada´ con un pegamento, la ´Gotita´ aplicada a la piel de la herida, logrando así que en general no se pudiera advertir la existencia de la herida dejada por la bala no cubierta por pelo, la que ingresó por su sien izquierda." (4)
.
Adviértase que no decían "tenemos la sospecha que usaron algún tipo de pegamento" o "pareciera que las heridas están cerradas y podría ser que se hayan cerrado usando algún pegamente" sino que directamente aseguraban que se había, cerrado con La Gotita.
.
Ahora bien, si el cuerpo no se había exhumado nuevamente, ni habían realizado ningún otro procedimiento, cabe preguntarse lógicamente: ¿cómo hicieron para pasar en solamente dos meses de ninguna herida a un par y en otros cuarenta días de un par a tres y luego, en la acusación, de tres a una?.
.
Es obvio que esta falsa acusación constituye un grave delito. Y resulta inconcebible que los Organismos Judiciales y los jueces lo hayan pasado por alto y no lo hayan sancionado como corresponde.Y debió haberse anulado todo el juicio.
.
Es claro que esto afectó directamente al acusado, y a su derecho de defensa en juicio, ya que tuvo que enfrentarse a una acusación falsa, realizada por un funcionario público que se supone que se ajusta a la verdad y es imposible imaginar que pueda recurrir a maniobras ilegales en su acusación.

Notas: 
.
El Cartel de Juárez
.
Cuando al fiscal se le vencían los plazos para realizar la acusación y no tenía ningún móvil del crimen, ¡oh casualidad! dijo que había recibido un anónimo que decía que a María Marta la había matado un sicario enviado desde México por el Cartel de Juárez y el motivo había sido por mal manejo de dinero ilegítimo.
.
En su acusación, el fiscal escribió textualmente que el móvil había sido "cuestiones de manejo de dinero ilegítimo o manejo ilegítimo de dinero" (sic). Y que habían usado una típica arma mafiosa, en un claro mensaje mafioso.
.
Aunque supuso que ese anónimo era cierto, NUNCA el fiscal envió oficios a la Dirección de Migraciones ni a la División Interpol de la Policía Federal para tratar de determinar la identidad del supuesto sicario mexicano. ¿No hubiera sido esto lo normal? Obviamente que sí.
.im
Por otro lado, solamente envío un escrito al Juez Canicoba Corral, que estaba investigando una causa de lavado de dinero y se desentendió de la misma de ahí en adelante, llegando a decir en el día de su alegato ante el Tribunal que él no sabía en que estado estaba, "esa no es mi función" (sic).
.
Asimismo, evidenciando una ligereza impensable en un funcionario público, lanzó una acusación injuriosa contra una persona que ni siquiera tenía vinculación con la causa. El fiscal, textualmente, expresó "¿Quién tenemos como indagada y procesada como testaferro en estos autos del Cártel de Juárez? A Laura Helena Burgués.". Y siguió a continuación: "Ruego que no nos asombremos. La Sra. Laura, auditora de este grupo mejicano, operó en la Argentina adquiriendo inmuebles y blanqueando dinero del narcotráfico. Laura Helena Burgués es ¡Oh casualidad! Hermana de ´Pichi’´ Taylor." 
.
De esa burda manera, el fiscal trataba de armar un nexo entre una de las amigas de María Marta y el supuesto lavado de dinero.
.
A la supuesta testaferro, a esas alturas, ya se le había dictado falta de mérito y poco tiempo después fue sobreseída en forma definitiva. Y cabe destacar que ella solamente llevaba la contabilidad de un negocio en la ciudad de Balcarce y se desvinculó del mismo pues no le pagaban el sueldo (no parece el perfil de un testaferro, no?).
.
Pese a esa terrible acusación, el fiscal no hizo una sola mención a este móvil, pasando, graciosamente, a explicar que la muerte había sido consecuencia de una pelea entre mujeres, de lo que tampoco aportó pruebas!!!
.
El pituto
.
Otro tema que el fiscal esgrimió como prueba del encubrimiento ha sido el famoso pituto.
.
Sin embargo, si se lee detenidamente el expediente se ve que el día 12 de noviembre de 2002, quince días después del hecho y veinte días antes de la autopsia, Horacio García Belsunce en su declaración testimonial le contó al fiscal del pituto.



Al día siguiente declaró John Hurtig quién también le mencionó al fiscal que había encontrado un pituto y lo habían tirado al inodoro.


.
Si se observa la foto del pituto se nota que no guarda ningún parecido con un plomo de una bala .

 Esas declaraciones, realizadas de buena fe por ambos deponentes, fueron dadas vuelta por el fiscal en contra de ellos y los imputó de encubrimiento.
.La pregunta que surge es: ¿qué encubrimiento? si no hubiera sido porque ambos le contaron del pituto Molina Pico nunca lo hubiera sabido.
.
Lo mismo ocurrió con la famosa llamada realizada por Horacio García Belsunce al Comisario Casafus, la que fue referida al fiscal por el mismo García Belsunce.
.
Resumiendo: el fiscal dice que le encubrieron datos, pero en realidad los mismos "encubridores" se lo dijeron.



El certificado de defunción "trucho"
.
La obtención por medio de Guillermo Bártoli de ese certificado que contenía datos inexactos, como ser que la víctima había fallecido por "un paro cardio-respiratorio no traumático" y que el lugar del fallecimiento había sido en la ciudad de Buenos Aires, en lugar de Pilar, también llegó a conocimiento del fiscal por medio de la declaración de García Belsunce y del propio Bártoli. 
La guerra mediática
..
Como se ha visto, tanto el pituto, como la llamada a Casafus, como el certificado "trucho" fueron conocidos por el fiscal por la declaración de los propios "encubridores".
.
Pese a ello, la fiscalía, a través de trascendidos, de conferencias de prensa y del vocero de la Procuradoría de la Corte, fue haciendo conocer estos hechos como si fueran "descubrimientos" del fiscal.
.
A ello se sumó que le transmitió a la prensa la falsa noticia de la gotita y del lavado de dinero. También de haber pretendido cremar el cadáver.

El mismo Procurador general de la provincia le dijo a La Nación: "Está claro que sus allegados no cometieron una serie de errores, sino que hubo encubrimiento. A tres heridas de bala entre la oreja y la ceja izquierdas las cerraron con la gotita. Y lavaron el cadáver. Los principales sospechosos están entre los cuatro o cinco que encontraron el cadáver"
.
Como consecuencia de eso, la mayoría de la gente comenzó a considerar a los "García Belsunce" como culpables.
.
Los familiares trataron, infructuosamente, de refutar esas acusaciones.
.
Fue inútil. La opinión pública ya tenía formada su opinión, valga la redundancia. Hasta el día de hoy es común escuchar: "y..., cerraron las heridas con la gotita, escondieron el pituto, el certificado trucho, el Cartel de Juárez, querían cremar el cuerpo, que se pudran en la cárcel !!!"
.
Esto se reflejó claramente cuando el fiscal arengó a los jueces a condenar a Carrascosa, para responder al reclamo de esa opinión pública.
.
Cronología real de los hechos
.
El 27 de octubre de 2002 María Marta García Belsunce y Carlos Carrascosa almorzaron en la casa de la familia Binello. Luego del almuerzo volvieron a su casa y alrededor de las 16:00 hs. María Marta fue en su bicicleta al Club House para jugar al tenis con su amiga Viviana Binello. Casi una hora después comenzó a lloviznar y suspendieron el partido que estaban jugando.
.
Luego María Marta se dirigió a la casa de la familia Bártoli, que queda frente a las canchas de tenis, donde se encontraban mirando el partido de fútbol que jugaban Boca y River, su marido, su cuñado Guillermo Bártoli, Diego Piazza, Delfina Figueroa y Sergio Binello. Antes de terminar el partido llegó también su hermana Irene Hurtig, mujer de Guillermo Bártoli, quién luego de saludar a todos se fue a la cama porque estaba medio afiebrada.

El partido terminó a las 18.07 y unos diez minutos después Bártoli llevó en su auto a Diego Piazza y Delfina Figueroa, mientras María Marta le solicitó a su marido una campera azul que se encontraba en la camioneta de éste y se fue en su bicicleta a su casa.

En el recorrido, aproximadamente a las 18:20 hs., María Marta se cruzó con los jóvenes Santiago Asorey, Pedro Azpiroz y Marco Cristiani, quienes volvían de mirar el partido de Boca y River en el Club House de menores del Country.
.
Estos jóvenes, un minuto antes también se habían cruzado con el vecino Nicolás Pachelo, quién iba trotando solo por la misma calle y en la misma dirección que iba María Marta. 
.
Los tres adolescentes prestaron declaración testimonial durante la investigación y ratificaron sus dichos ante los Jueces del Tribunal. Santiago Asorey y Marco Cristiani, ambos de 19 años, y Pedro Azpiroz, de 18, relataron ante el Tribunal Oral de San Isidro que el día del siniestro se cruzaron a Pachelo a las 18.20. Volvían de presenciar el clásico River y Boca en el club house cuando, en el camino a sus casas, vieron a Pachelo corriendo por la calle. "En el camino apareció una persona trotando por detrás nuestro y Marco me dijo que era Nicolás Pachelo. Empezamos a hacer bromas porque contaban historias de él", relató Asorey, quien aseguró que "decían: 'él es el que roba, el innombrable'".
.
Lo que más llama la atención es que los testigos también relataron que inmediatamente vieron pasar a María Marta en bicicleta, en dirección a su casa. "En el camino iban los dos en la misma dirección, primero pasó Pachelo y después María Marta", explicó Asorey, aunque no pudo precisar hacia donde siguió cada uno.
.
A su turno, Azpiroz detalló que la mujer iba en su "bicicleta playera", que llevaba "un piloto violeta y zapatillas deportivas" y que recordaba que tanto ella como Pachelo "doblaron para el mismo lugar" y los ubicó en un plano del country que se le exhibió. Pero según dijo, "lo que más me llamó la atención era que Pachelo trotara con lluvia a esa hora", aunque al igual que Asorey, explicó que ninguno de los dos tenía actitudes extrañas.
.
Cristiani confirmó lo dicho por sus amigos, pero aclaró que él sólo vio a Pachelo, de quien sabía que "había tenido una serie de inconvenientes con el club porque se había robado unos palos de golf".
.
Este encuentro con los menores resulta de suma importancia, pues fue la última oportunidad en que personas ajenas al asesinato la vieron con vida.

Y permitían situar al sospechado vecino en las inmediaciones de la escena del crimen.
.
Tanto es así que el Comisario Ángel Beserra quería seguir la pista del vecino, pero el fiscal se negó y poco tiempo más tarde Beserra fue trasladado de Pilar a San Nicolás.
.
La pericia de la llamada a Osde.
.
Otro tema terriblemente llamativo es la pericia que el fiscal hizo realizar sobre la llamada de Carrascosa a Osde.
.
En primer lugar, resulta inexplicable que el Fiscal no la haya ordenado durante los cuatros años de investigación y que solamente se conociera el resultado el día final de las audiencias.
.
Si esa grabación estuvo en su poder desde diciembre de 2002, ¿por qué esperó hasta mayo de 2007 para hacer la pericia? Esa grabación se podría haber peritado perfectamente en ese momento y se hubiera podido saber a quién pertenecía la voz de la mujer.
.
¿Por qué no hizo también peritar la voz femenina? ¿No será que el fiscal ya sabía de antemano que la voz femenina pertenecía a la masajista Beatriz Michelini y por eso demoró en presentar el resultado, porque eso daba por tierra con su hipótesis del crimen familiar?
.
Por otro lado, el fiscal ya sabía que la voz masculina era de Guillermo Bártoli, ya que éste se lo había testimoniado en su declaración del día 13 de noviembre de 2002. ¿A qué se debe que el fiscal se haya mostrado sorprendido? ¿Qué objetivo perseguía?
.
¿Por qué ahora, sin ninguna prueba, se pide que se investigue por el asesinato a Irene Hurtig?
.
Hora real del crimen
.
María Marta fue asesinada después de las 18:22 hs. y antes de las 18:55 hs..

¿Por qué después de las 18:22 hs.? porque este horario es coincidente con todos los testimonios previos:

a) Diego Piazza y Delfina Figueroa declararon que salieron de la casa de los Bártoli unos diez minutos después de haber terminado el partido (es decir, 18:17 hs); y
b) Los tres adolescentes que declararon que la vieron a las 18:20 hs.

¿Por qué antes de las 18:55 hs.? porque esa es la hora que el vigilador José Ramón Ortiz declaró haber llegado a la casa a tocar el timbre para avisar que estaba la masajista Beatriz Michelini esperando en la Guardia.
.
Ortiz también testimonió que a los dos o tres minutos de estar tocando el timbre llegó Carrascosa en su camioneta, quién le dio la autorización para la entrada de Michelini, es decir aproximadamente a las 19:00 hs.

Este último horario también queda confirmado por el testimonio de dos vigiladores, de apellidos Glennon y Rivero.

Glennon declaró que a eso de las 18:50 hs. le pidieron por handy que fuera a lo de Carrascosa para avisar que estaba Michelini en la puerta, pero que, antes que pudiera contestar, el vigilador Ortiz se “metió” en la conversación y le dijo “-Dejá, voy yo que estoy más cerca”.

Rivero, por su parte, declaró que escuchó aproximadamente a las 19:00 hs. cuando Ortiz modulaba por su handy avisándole al Jefe de Seguridad que Carrascosa había llegado y autorizaba que entrara la masajista Michelini.

Estos testimonios demuestran que Carlos Carrascosa llegó efectivamente a su casa a las 19:00 hs. y dan por tierra con las declaraciones del Jefe de Seguridad Claudio Maciel (el mismo que ordenó desconectar las cámaras de seguridad y mandó al vigilador Villalba a otro country) y del vigilador Eduardo Vera, quiénes aseguraron que Michelini estuvo esperando más de 20 minutos antes de ser autorizada a pasar.

Si Beatriz Michelini llegó al Country a las 18:49 hs. (así está registrado) y Ortiz y Rivero coinciden en que se le dio autorización para entrar alrededor de las 19:00 hs., es obvio que lo declarado por Maciel y Vera no es verdad.
.
Sin embargo, el fiscal ha preferido creer la versión de ellos y pedir el procesamiento de Ortíz por encubrimiento (?), olvidándose que el testimonio de Ortíz está avalado por Rivero y Glennon.

Por otro lado, tenemos lo declarado por la mucama de los Bártoli, quién testimonió que sus patrones salieron "disparados" de la casa a eso de las 7 de la tarde porque los llamaron avisándoles de un accidente.








¿Pudo haber sido Carrascosa autor o coautor del asesinato?
.
Si analizamos los horarios fijados por el fiscal, que son dados por buenos por el Tribunal en el veredicto, vemos lo siguiente:
.
a) Salió de la casa de los Bártoli a las 18:17 hs.
.
b) Entre ir y estacionar demoró cinco minutos en llegar al Club House (ya serían las 18:22 hs.)
.
c) Estuvo tomado cafe y lemoncello y fumando y conversando con la concesionaria Alba Benítez aproximadamente media hora (ya serían 18:52 hs).
.
d) Ir a buscar su camioneta y hacer el trayecto de regreso a su casa: otros 5 minutos (ya serían las 18:57 hs.).
.
Y esa es -justamente- la hora en que el vigilador José Ramón Ortíz declaró que Carrascosa llegó a la casa (ratificado por el vigilador Diego David Rivero).

Conclusión: definitivamente es imposible que Carrascosa haya tenido algún tipo de participación en el asesinato de su mujer.
.
¿Pudieron Bártoli e Irene Hurtig ser los autores del asesinato?
. Si analizamos todas las actuaciones realizadas hasta la fecha, nos encontramos con lo siguiente:
.a) Nadie los vió entrar en la casa.
.
b) Se desconoce porqué motivo pudieron haber querido matar a María Marta.
.
c) La mucama de ellos declaró que ellos salieron “disparados” porque les avisaron de un accidente.
.
d) La desesperación de Irene Hurtig, corriendo desesperada a buscar un médico y reclamando a la Guardia por la ambulancia.
.
Agreguemos que Irene Hurtig ni siquiera ha sido imputada en la causa de encubrimiento.
.
Conclusión: solamente un fiscal tan enfermamente "imaginativo" como Molina Pico se animaría a acusarlos.
Primeros momentos

Según lo declarado por el viudo, luego de dar el OK a la entrada de Michelini, él entró a su casa, subió al primer piso, fue hacia el baño y desde la puerta vio una mancha de sangre en el piso al lado del inodoro. Entró y vio a María Marta acostada boca abajo sobre la bañadera con medio cuerpo afuera. Tomó a su mujer por las axilas y la acostó boca arriba en el piso, con su tronco superior en el cuarto y sus piernas dentro del baño. Enseguida escuchó que llegaba la masajista y desde la ventana le gritó que subiera rápido, que María Marta había tenido un accidente.

Por su parte, Beatriz Michelini declaró que una vez que la autorizaron a entrar fue hasta la casa de los Carrascosa. Cuando llegó, estacionó y notó que en el estacionamiento de la casa estaban las dos camionetas, que debajo de una de ellas el piso estaba mojado y debajo de la otra no. Bajó su valija y cuando comenzaba a bajar la camilla portátil sintió el grito de Carrascosa: - ¡Betty, no saque las cosas que María Marta tuvo un accidente! Ella entró a la casa, subió corriendo las escaleras y se encontró con María Marta en el piso y Carrascosa arrodillado al lado suyo, acariciándole la cabeza. Lo primero que hizo fue buscarle el pulso, no lo pudo encontrar, pero notó que el cuerpo estaba caliente, con temperatura normal y vio que María Marta tenía espuma en la boca y notó que hacía una especie de ronquido. Comenzó a hacerle masajes cardíacos, le corrió la espuma y comenzó también a hacerle respiración boca a boca. Le pidió a Carrascosa que llamara a alguien, a un médico, a lo de Bártoli, urgente!. Continuó con su declaración, diciendo que un par de minutos más tarde entró corriendo Guillermo Bártoli, quién comenzó a ayudarla con la reanimación, y que enseguida, un par de minutos después, llegó Irene Hurtig.

Bártoli, en su declaración testimonial del día 13 de noviembre de 2002, manifiesta que su mujer atendió el llamado de Carrascosa, que les avisaba del accidente, que salió “a los pedos” y que se “comió” todos los lomos de burros. Que cuando llegó la encontró a Michelini haciéndole masajes cardíacos a María Marta y que comenzó a ayudarla y que, en ese momento Carrascosa llamó a Osde para pedir que mandaran una ambulancia.

Por su lado, Irene Hurtig declaró que recibió la llamada, se vistió y también salió disparada para lo de su hermana. Cuando llegó encontró a Michelini y a su marido haciéndole resucitación a María Marta y que salió corriendo a buscar al Dr. Zancolli, cuya casa queda a dos cuadras, pero la atendió la hija que le dijo que el padre no estaba pero que le iba a avisar. Volvió y llamó al Dr. Cassagne que tampoco estaba. Llamó a la Guardia para saber si ya había llegado la ambulancia. Los vigiladores se sorprendieron y le informaron que no había llegado ninguna ambulancia. Que les pidió a gritos que mandaron la ambulancia y cortó. Fue en su auto a buscar al Dr. González Zuelgaray y no estaba. Fue buscarlo a Diego Piazza, que era estudiante de medicina. Que lo encontró, lo subió al auto y fueron a lo de su hermana.

Acá es conveniente hacer un paréntesis y destacar dos cosas:
.
a) La hija del Dr. Zancolli llamó a su padre para avisarle del accidente (la llamada quedó registrada en el VAIC a las 19:12 hs.).
b) La mucama de los Bártoli, Catalina Vargas, declaró que sus patrones salieron “disparados” porque les habían avisado de un accidente.

Continuando con el relato, Diego Piazza declaró que Michelini y Bártoli le estaban haciendo resucitación cardio-pulmonar a María Marta. Que relevó a Bártoli que estaba muy cansado. Que sintió que el cuerpo estaba tibio y que estuvo practicando respiración boca a boca hasta que llegó a la ambulancia. Que llegaron un médico y un enfermero.

El médico Juan Gauvry Gordon declaró que llegó al country en la ambulancia de Paramedic, un servicio de emergencias que trabajaba para OSDE y que estaba acompañado por Walter Beltrán, chofer y paramédico. Los dejaron entrar rápidamente por la urgencia, que fueron recibidos por el dueño de casa y por la masajista. La masajista les dijo que la mujer se había golpeado la cabeza y se había ahogado en la bañadera. Subieron al baño y encontraron a Diego Piazza que estaba haciéndole masajes cardiorrespiratorios a la víctima. Observó que la víctima estaba en estado de paro cardiorrespiratorio, que había sangre en el baño y que la bañadera estaba llena de agua y sangre. Procedió a hacer tareas de resucitación cardiorrespiratorias con la ayuda de Diego Piazza y la masajista. Después le dieron a la paciente tres descargas de 360 joules con el desfibrilador y le colocaron una vía endovenosa para darle suero y una ampolla de adrenalina. Después de cinco minutos de resucitación le pusieron tres ampollas más. Que insistieron por unos 20 minutos pero no lograron revivirla.

En este punto es muy importante destacar la parte final de lo testimoniado por Gauvry Gordon, quién declaró que, después de declararla muerta, comenzó a revisarla y detectó una fractura de cráneo parieto-temporal izquierdo. Que le corrió el pelo mojado y notó pérdida de masa encefálica y que la fractura era digitiforme del tamaño de su dedo índice. Intentó introducir un dedo y solo pudo meter la puntita y allí detectó un poco de masa encefálica que parecía como pasta de dientes. Que se preguntó qué podía haber causado la lesión y que miró hacia la bañadera y ahí observó el cambiador de la ducha que tenía la forma de un elemento punzo-cortante. Que entonces pensó que la muerte se debía a un resbalón y a un golpe de la cabeza con una de las canillas y el cambiador de la ducha.

Esta declaración cobra sentido cuando la comparamos con los testimonios de los dos médicos forenses que realizaron la autopsia de María Marta García Belsunce.

La autopsia fue llevada a cabo por los doctores Carlos Flores y Héctor Moreira, médicos forenses de la Policía Científica de la Departamental San Isidro, quiénes fueron convocados por el fiscal Molina Pico para practicarla.

Ambos declararon ante el Juez de Instrucción porteño Marcelo Lucini. En su declaración dijeron que recién se dieron cuenta que la víctima había recibido 5 balazos cuando abrieron el cráneo y licuaron la masa encefálica y hallaron los cinco proyectiles.

Revisaron la cabeza sin cabellos y las heridas que vieron no parecían que hubieran sido causadas por disparos. Incluso, cuando removieron la piel y vieron directamente el cráneo TAMPOCO NOTARON LOS ORIFICIOS, PORQUE LOS DISPAROS FUERON TAN JUNTOS QUE QUEBRARON EL CRANEO Y LO HUNDIERON, además de que no tenían orificio de salida.

También aseveraron terminantemente que las heridas no habían sido cerradas con La Gotita ni con ningún tipo de pegamento.

Y agregaron que cualquier persona, incluso un médico no forense, podría no haberse dado cuenta de que las lesiones eran de armas de fuego. La declaración de Moreira, textualmente fue: “La persona común, no médico, pudo no haberse dado cuenta tranquilamente que esas lesiones eran producto de disparos de arma de fuego y en cuanto a un médico no especializado en prácticas forenses, también pudo no haberse dado cuenta”.
.
Estas trascendentes declaraciones fueron tratadas de ocultar por el fiscal Molina Pico.
.
Primero se opuso cuando la defensa solicitó que se incorporaran por lectura al juicio oral. Luego desistió de citar como testigos a ambos forenses.
.
¿No es una situación absolutamente anormal, teniendo en cuenta que habían sido designados por él mismo para hacer la autopsia?
.
¿Habrá querido el fiscal evitar que se conociera la inexistencia de la gotita?
.
¿Será que los forenses hubieran dado por tierra con su teoría de que Carrascosa se había dado cuenta de los balazos?
.
Cualquiera sea la respuesta, estamos ante otra actitud poco clara de parte del fiscal y que se suma a las varias que han contribuido a no poder esclarecer el crimen.
Otras hipótesis
.
Como se ha visto, el fiscal concentró su investigación en la familia de la víctima, desechando cualquier otra posible hipótesis.
.
Una prueba concluyente de ello lo constituye su decisión de ignorar, sin siquiera investigar, una denuncia presentada por la Secretaria y la Tesorera de Amigas de Pilar, Mercedes Pieres y Haydeé Burgueño. Dichas mujeres denunciaron que el fin de semana del crimen de María Marta, ella había llevado a su casa una cajita fuerte que contenía unos 3.000 pesos, dos chequeras y la llave de una caja de seguridad que la entidad tenía en el banco HSBC. Molina Pico directamente ignoró la denuncia y no realizó ninguna averiguación. Solamente después de permanentes reclamos y presión de Juan Pablo Vigliero, abogado de Pichi Taylor, misteriosamente, después de un tiempo, apareció. Estaba "perdida". Pero, pese a ello, sin haber realizado una sola gestión, la denuncia fue desechada. 
.
Tampoco investigó seriamente el sospechoso apagado de las cámaras perimetrales de seguridad del country y no prestó atención a la declaración del vigilador Villalba (quién estaba destinado a la vigilancia del vecino Pachelo), que denunció que su jefe, Claudio Maciel, lo había amenazado con despedirlo si no decía que había estado en ese country, pese a que lo había mandado a otro.  
Condena de Pachelo y denuncia de Amigas del Pilar: http://www.lacapital.com.ar/2007/03/13/policiales/noticia_373060.shtml
.
Obviamente, quedó suficientemente claro a lo largo de la investigación y del juicio oral, hizo caso omiso a todas las falsas declaraciones del vecino Nicolás Pachelo.
.
Es importante aclarar que no pretende ser esto una acusación ni un enjuiciamiento a dicha persona. Muy lejos de ello está la intención este blog. Simplemente se intenta reflejar cómo el fiscal ignoró varias cosas que un investigador serio hubiera considerado.
.
Recuérdese que Pachelo había sido visto trotando bajo la lluvia en la calle que llevaba a la casa de María Marta, lo que obviamente no constituye ningún delito. Pero sí debió llamar la atención cuando Pachelo mintió en sus declaraciones al decir que a esa hora ya no estaba en el country, que estaba haciendo compras en un shopping en Palermo con su madre, siendo que luego se verificó que se había retirado del country a las 19:02 hs. es decir, luego del crimen.
.
A ello debemos agregarle que a las 7 de la mañana del día siguiente preguntó en una Estación de Servicio de Pilar: "¿se sabe algo de la mujer que mataron anoche en el country?".
.
Por otro lado, tampoco puede dejarse de reparar en el hecho de que Pachelo condenado a 3 años y 3 meses de prisión por siete hechos de robo y hurto en casas de amigos y vecinos, ocurridos luego del crimen de García Belsunce cuando aquel se mudó a lo de su madre, en Capital Federal.
.
Entre todos esos actos delictivos sobresalió el robo a la casa de Gastón Auge, durante un fin de semana en que ese amigo de Pachelo y su padre estaban ausentes, por parte de un hombre encapuchado y armado con pistola, que encañonó a la madre y buscaba una fuerte suma de dinero salvada del corralito.
.
En casi todos los casos, el propio Pachelo se ocupaba de hurtar las llaves de los departamentos de sus amigos e ingresaba o mandaba a alguien cuando sabía que sus amigos habían salido. En el caso Augé, Pachelo confesó que había entrado en su auto a "dos tipos de Pilar" para realizar el robo. (7)
.
Todo lo anteriormente mencionado muestra como el fiscal, como siempre, descartó todo lo que le apartara su mira de la familia.
.
Y no hace más que echar sombra sobre su actuación, teñida de subjetividad y falta de profesionalismo.
.
La condena a Carrascosa
.
Cabe hacer una serie de reflexiones acerca de la condena de cinco años y medio que dos de los jueces del Tribunal le impusieron a Carlos Carrascosa, por el encubrimiento que supuestamente realizó el viudo para que no se conociera que su mujer había sido asesinada.
.
En primer lugar, la sentencia no dice a quién encubrió y porqué (!!!).
.
Por otro lado, se incluyeron acusaciones que nunca se habían siquiera tocado durante las audiencias, por ejemplo la mención en el veredicto de la jueza Etcheverry que, según ella, había sido Carrascosa quien habría colocado el cuerpo de su mujer en la bañadera (!). ¿De dónde lo sacó?.
.
La misma jueza dio por buena la declaración de un testigo mendaz, como el Dr. Santiago Biasi, cuando dijo que se había manchado la campera con las manchas de sangre del sillón, siendo que las pericias realizadas habían demostrado que en ese sillón no había manchas de sangre.
.
Asimismo, es de bajo nivel jurídico, más propio de comentarios de chusmas que de un análisis de un magistrado, las varias fojas dedicadas a tratar de demostrar que habían arreglado el peinado de la víctima para tapar las heridas. ¿Constituye un delito en sí arrreglar el peinado de una muerta? ¿Se demostró en alguna parte del expediente, o durante las audiencias, que el viudo y sus familiares se habían dado cuenta que eran balazos? La respuesta es NO.
.
Además, no es posible encontrar en todo el veredicto de los dos jueces que condenan una sola mención a la supuesta conexión de Carrascosa con todos los hechos del supuesto encubrimiento.
.
Era de esperar, también, una mención reprobatoria a los falsas acusaciones realizadas por el fiscal (gotita, Cartel de Juárez). Sin embargo, salvo un reproche del Juez Rizzi a la arenga final de Molina Pico, por lo visto ninguno de los magistrados consideró necesario siquiera referirse a las mismas. ¿Por qué?
.
Esa sentencia ya ha sido apelada por los defensores ante Casación, lo que constituye un paso normal.


Lo que sinceramente resulta tragicómico es que el fiscal también la haya apelado y que siga insistiendo en que se condene al viudo a cadena perpetua, alegando que no se evaluaron correctamente las pruebas que, según su criterio, lo incriminan en el crimen.
.
La pregunta del millón a formularle al fiscal sería: ¿disculpe, cuáles pruebas???
.
Para terminar con el veredicto, luego de leer detenidamente los cientos de fojas escritas, pareciera que dichos jueces se han olvidado de preguntarse dos cosas, que hacen al fin de este blog:
.
¿Quién asesinó a María Marta García Belsunce? ¿Y a quién corresponden las manchas de sangre que había en la escena del crimen?
.
Esperemos que un nuevo fiscal, idoneo y objetivo, pueda darnos la respuesta que el actual no quiso encontrar.


Notas:

(8) Declaración del vigilador Villalba: http://m.lanacion.com.ar/466397-sospechas-sobre-los-vigiladores-del-carmel?camp=nota_recom

9) Declaraciones de la masajista sobre el lavado de la sangre: www.lanacion.com.ar/475725

10) Testimonios del masajista y del encargado del sauna frente al club house: www.lanacion.com.ar/490213



14 comentarios:

  1. me alegro don Diego que haya actualizado el blog.

    ResponderEliminar
  2. Que se esclarezca el crimen, eso es lo que deseamos como sociedad y lo que desea la familia que la amó. Será justicia

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Total firmeza en defender y apoyar a quienes injustamente son acusados!

    ResponderEliminar
  5. MOLINA PICO ALGUN DIA VA A PAGAR PO SU TIRANIA EN EL DERECHO TODO SE PAGA, TENDRA HIJOS ESTE SEÑOR??, SERA QUE TIENE TANTO RESENTIMIENTO O TANTO AFAN DE ESCALAR A CUALQUIER PRECIO.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. a verdad q habia muchos datos q desconocia, igualmente, sigue habiendo mucha contradiccion en las declaraciones que hacen los familiares, incluyendo a Irene Hurtig. lo que parece cierto, es que Molina Pico, no quiere quedar como un nabo si se llega a descubrir q su investigacion fue tan ineficiente, y va a seguir defendiendo su postura a toda costa..... ojala que se haga justicia por Maria Marta... solo eso puedo decir.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Molina Pico parece un paladin DE LA INJUSTICIA!!Una causa desprolija desde el inicio que no termina de asombrarnos.P
    Pensemos que cualquiera de nosotros podemos pasar por esta aberración juridica.-!
    INVESTIGAR es una cosa, SUPONER es otra,PERSEGUIR no corresponde.-
    Que hubiera hecho cualquiera de nosotros ante semejante hallazgo,un familiar nuestro muerto? yo: paralizarme, atinar a hacer algo que quiza no lo hubiera terminado...Pero resulta que por cada actitud que tuvo esta familia se la imputa.!!Ninguno de nostros esta excento de esta interpretacion Fiscal... Acaso no es sabido que los certificados de defuncion, en la mayoria de los casos los hace la funeraria'?? Alguien cree que de los cientos de muertos diarios en la argentina, un medico concurre a ver a cada occiso??? Cremar o no cremar, que sabe un familiar en ese momento..yo diria lo mismo quiza la cremen la proxima semana...Alguien con amor hacia la persona muerta no esta en esos detalles, o acaso Molina Pico el dia que se le muera un familiar va a estar anotando en una agendita todo lo que hace por si alguien alegremente tiempo despues se lo pregunta?-Que disparate!!!!Pero resulta que este disparate tiene en vilo a una familia completa hace años y personas detenidas.-

    ResponderEliminar
  10. ni se nota que es un blog destinado a favorecer los intereses de la familia en esta causa no? hummmmmmmmmmm....

    ResponderEliminar
  11. Recuerdo que en el blog anterior había alguien llamado Queque. Me gustaría que se rescataran sus comentarios ya que también eran muy enriquecedores y bien documentados.

    ResponderEliminar
  12. yo soy una chica de 19 años, que al escuchar que todo el mundo hablaba de este caso, quise opinar y es por eso que me empeze a informar.
    hay muchas cosas que todavia no entiendo, y perdon por mi ignorancia, pero como puede ser que una persona sin que exista un movil, sin tener pruebas y solo porque un fiscal "supone" que es co autor o autor del asesinato de maría marta, este condenado a prisión perpetua? es legal?
    Por otro lado, quiero aclarar que después de informarme, considero inocentes a cc y toda la familia de maría marta y que me angustia pensar como hay tanta gente acusándolos sin pruebas suficientes, de asesinos. alguna ves alguno se puso a pensar, que pasaría si se conoce la verdad (que ojala así sea)? vivir nueve años y quien sabe cuantos mas, acusados de ser los que mataron a una hermana, mujer, hija, cuñada, y no solo eso, perder su trabajo, que la sociedad te juzgue, cuando dos totalmente inocente. y que en vez de estar haciendo el duelo de la muerte de un familiar , estas siendo acusada por participar en su muerte. Hay toda una familia involucrada, una familia que destrozaron y que tubo y tiene que pasar por situaciones de injusticia. Señores no se puede estar jugando con la gente de esta manera, como bien dijo cristina, investigar es una cosa, suponer es otra. uno no puede estar dando a entender a un publico ignorante que se guia unicamente por los medios, algo que se "supone" como verdadero.

    ResponderEliminar
  13. A mí también me parece que hay pocas pruebas y que hay algo raro que no se quiere destapar en referencia al móvil del crimen porque en un punto se frenaron las investigaciones. Lo que no puedo dejar de ver es que cuando hablan por tv, los familiares cometen muchos fursios o actos fallidos. Hoy descubrí uno en un video de youtube: http://www.youtube.com/watch?v=XybF_uKcsUg. Irene dice: Ahora entramos a un encu...(se frena), a este juicio... Otros los muestra el video: http://www.youtube.com/watch?v=RvjCbzpISug. No veo los mismos actos cuando hablan otros testigos, ni abogados, ni fiscales. Si hay algún psicólogo en este sitio, me lo puede explicar?

    ResponderEliminar
  14. Hay algunos links de declaraciones que no funcionan. Se pueden encontrar esas declaraciones en otra parte?, me gustaría leerlas. Gracias.

    ResponderEliminar